Atentados en Cataluña

La noticia del atentado terrorista en Barcelona el pasado 17 de agosto de 2017 corrió rápidamente por todos los medios. A pesar de la cercanía de la Iglesia de Montalegre a Las Ramblas, al no tener la calle Valldonzella acceso directo a Las Ramblas, no se produjo ningún afer a destacar, solamente la natural preocupación de los fieles que estaban en la iglesia. En aquella tarde, en Montalegre, en la misa vespertina  se rezó por las víctimas de las cuales no se conocía todavía ni sus referencias ni las cifras, pero se sabía que se trataba de un acto criminal de grandes dimensiones, el cual no había acabado pues horas más tarde se produjo otro atentado, en Cambrils (Barcelona).

En la mañana del 18 de agosto de 2017, el prelado del Opus Dei que había visitado recientemente la ciudad condal, envió un mensaje, al cual nos unimos, a través de la cuenta de Twitter de la oficina de comunicación de la Prelatura:

“Cercanía, oración y afecto por cada una de las víctimas del trágico atentado terrorista. Imploremos el don de la paz y de la fraternidad a Nuestra Señora de la Merced”.

A lo largo del fin de semana, en Montalegre, en las plegarias de todas las misas se rezó por las víctimas mortales, heridos, familiares, así como por la conversión de los terroristas, entre otras plegarias. En ese sentido en la homilía de la misa solemne del domingo el celebrante hizo una breve referencia a estos hechos execrables, y pidió oraciones.

Isabel Hernández Esteban

El Padre, en Montalegre

A mediados del mes de julio de 2017, el prelado del Opus Dei visitó Barcelona. Ofreció diversas tertulias y visitó colegios y entidades socio culturales de la ciudad. También visitó la basílica de la Virgen de la Merced y la Iglesia de Santa María de Montalegre.

La expectación que teníamos las personas que trabajamos o colaboramos en Montalegre era grande. La ocasión de poder saludar y hablar directamente con el Padre iba a ser algo tan especial como irrepetible, por mucho tiempo. La Obra está extendida por todo el mundo, y justo en aquella tarde del domingo 16 de julio de 2017 el Padre iba a estar en Montalegre.

Mons. Fernando Ocáriz llegó a Montalegre junto al vicario de la delegación de Cataluña y al vicario de la Obra en España. Entró por el Pati Manning y fue recibido por el rector, Mn. Xavier Argelich, otros sacerdotes y el equipo de la Comisión en pro de la devoción privada de José María Hernández Garnica, los cuales le explicaron el estado de la causa de los santos. El Padre y los acompañantes entraron en la capilla del Santísimo, en la cual ya había fieles rezando. Rezar junto al Padre nos emocionó muchísimo pero a la vez nos serenó ya que Mons. Ocáriz nos transmitió mucha paz. Al finalizar, dio dos golpecitos en el sepulcro de José María Hernández Garnica pidiéndole algo expresamente.

A continuación, el rector mostró al Padre las particularidades de la imagen de la Virgen de Montalegre así como de la imagen de san Josemaría que había esculpido Etsuro Soto y que a su vez había bendecido el anterior prelado del Opus Dei, Mons. Javier Echevarría el 16 de mayo de 2008.

De nuevo en el Pati Manning, el Padre fue saludando uno a uno a todos los empleados y colaboradores de la iglesia, desde los sacristanes, al personal de la administración, de las oficinas y del equipo de comunicación y eventos. A continuación saludó a los miembros de la entidad social Acció Social Montalegre; siguió el equipo económico, y finalmente, a la Comisión en pro de la devoción privada de José María Hernández Garnica. En todo momento estuvo atento a aquello que se le explicaba o se le mostraba, tuvo palabras cariñosas con los presentes, sin excepción y se dejó fotografiar hasta la saciedad. Antes de marcharse nos bendijo especialmente y nos pidió que rezásemos por el Papa y la Iglesia.

Para más información, puedes entrar en el BLOG DE JOSÉ MARÍA HERNÁNDEZ GARNICA

¡Gracias Padre!

Isabel Hernández Esteban

Grátias tibi Deus, grátias tibi

En la tarde del lunes 26 de junio de 2017, se celebró en la Iglesia de Santa María de Montalegre una misa concelebrada de acción de gracias a Dios por la santidad de San Josemaría y por haberlo escogido para la luz fundacional del Opus Dei. En la homilía así lo destacó el rector de Montalegre. El Señor espera de nosotros que nos decidamos a ser santos… San Josemaría predicó a la luz de la riqueza del Evangelio sobre la santidad en la vida ordinaria, en medio de las cosas materiales de la Tierra, el cual recibió el don de ver el Opus Dei el día 2 de octubre de 1928… No fue fruto de un razonamiento sino de una luz de Dios fundacional… El hombre ha estado creado para trabajar, y esta luz nos ha de llevar por el camino de trabajar santamente… Fíate de Jesús, trabaja con fe y pon en práctica la fe… En el sentido profundo de nuestra existencia hemos de descubrir la centralidad de Jesucristo… Recordando a san Josemaría, Mn. Argelich citó “Que busques a Cristo, que encuentres a Cristo, que ames a Cristo”… La persona de Cristo atrae por eso hemos de saber transmitir quién y cómo es a través del Evangelio que nos convoca a esa misión de ser pescadores de hombres.

 

Algunos datos

El templo estaba llenísimo, hasta las gradas. La Coral Canigó cantó en el coro, y envolvió con sus voces la piedad de todos los fieles. Y como es habitual, no faltaron voluntarios para la lectura de la Palabra.

Una vez acabada la santa misa, los asistentes besamos la reliquia del santo.

Salimos del templo llenos de gozo, el cual había borrado el calor sofocante de aquella tarde, más tórrida que en el ferragosto.

Isabel Hernández Esteban

Pequeñas novedades en la iglesia

En este mes de junio hemos estrenado unos muebles y barandas. El aumento de publicaciones, hojas informativas, estampas, y el pequeño espacio que se le había dedicado, hasta la fecha, al Siervo de Dios José María Hernández Garnica, hacía necesario un cambio de muebles para favorecer la difusión de la documentación referida. Los muebles actuales se han hecho a medida y adecuados a tal fin. Además, facilita la dispensación de las estampas, y el aspecto en su conjunto es de más orden.

La libreta de intenciones dirigidas a la intercesión Siervo de Dios José María Hernández Garnica, no ha cambiado de sitio, sigue en la mesita de la capilla del Santísimo. Fieles con devoción le piden cosas, y pasan cosas…Hay que seguir pidiéndole.

Otra novedad, son las barandas de acceso desde el vestíbulo a las oficinas y a los servicios higiénicos. De momento, el edificio de Montalegre no dispone de ascensor, pero las escaleras de mármol ahora son más seguras.

Igualmente, para animar un poco más a la piedad cristiana, en la capilla del Santísimo desde el año pasado se exponen imágenes que van cambiando. En el mes de diciembre se expuso en una peana de madera una imagen de la Inmaculada Concepción de María y después la del Niño Jesús; en el mes de marzo, San José; en el mes de mayo la Virgen y el Niño; y ahora en junio, la imagen del Sagrado Corazón de Jesús. Son pequeñas cosas que nos hacen recordar hacia donde podemos enfocar nuestras oraciones en comunión con toda la Iglesia Universal.

Isabel Hernández Esteban

Con el Señor, soñar es posible

El Vicario del Opus Dei en España, Mn. Ramon Herrando Prat de la Ribaha estado en Barcelona. Con motivo de celebrarse la festividad del beato Álvaro del Portillo, el primer sucesor del fundador del Opus Dei, san Josemaría Escrivá, el día 12 de mayo de 2017 presidió en Montalegre la misa solemne de las 12 del mediodía, junto al rector de la Iglesia de santa María de Montalegre y el vicario del Opus Dei en Cataluña. Antes, Mn. Herrando estuvo rezando muy cerquita del sepulcro de José María Hernández Garnica.

En la homilía Mn. Herrando recordó la persona del beato Álvaro, sus virtudes y su paz permanente. Su vida, dijo, siempre estuvo a la luz de san Josemaría, pero por el “Conducto reglamentario”, como le gustaba decir. Sus cualidades como buen pastor fue hacer de Cireneo ayudando al prójimo a llevar la cruz de cada día. Para ello, nos decía, hemos de prepararnos para la misa diaria y recibir a Cristo cada día. Es importante cómo recibimos a Cristo en la comunión, con qué detalles de amor nos preparamos. El mejor detalle es acudir al sacramento del perdón y la misericordia, y también invitar a parientes y amigos, los cuales saldrán muy gozosos del confesionario.

Mn. Herrando también explicó diversas actividades apostólicas de los últimos tiempos antes del traspaso del beato Álvaro, el cual decía “Fiémonos siempre del Señor, con Él todos los sueños serán posibles”.

Equipo de Comunicación Montalegre

Arte sacro en Montalegre

El patrimonio histórico y cultural que contiene la Iglesia de Santa María de Montalegre es ciertamente importante. En ella se pueden contemplar obras artísticas de autores del siglo XX, alguno de ellos discípulo directo de Antoni Gaudí o contemporáneo a él.

Constantemente entran en el templo visitantes y turistas y se quedan asombrados por las dimensiones de la nave central, el baldaquino del altar mayor, el sagrario y los ángeles de la capilla del Santísimo y por la belleza de la capilla de la Virgen de la Medalla Milagrosa, entre las obras más destacadas.

En ese sentido, se ha editado un tríptico informativo que describe las obras más preciadas y una reseña histórica de la iglesia. Se han editado en catalán, castellano e inglés, los cuales, de momento, están en el mueblecito de las estampas. Próximamente se ubicará un expositor para los trípticos en el vestíbulo de la entrada de la iglesia por la calle Valldonzella.

Comunicación Montalegre

El dolor de la Semana Santa y el gozo pascual

Estamos celebrando la Octava de Pascua como si fuera un único día, el de la Pascua de Resurrección. Pero hace pocos días iniciábamos la Semana Santa con la entrada de Jesús en Jerusalén con toda su gloria, el 9 de abril de 2017. Jesús montado en un pollino entró en la ciudad a vítores de palmas y pasando por encima de los mantos de los muchos que habían visto sus prodigios y que los habían colocado en el camino para que Él pasara en toda su majestad.

La bendición de los ramos y palmas en el Patio Manning

En Montalegre, como cada año, la ceremonia de la bendición se celebró en el atrio del templo, en el Patio Manning. En la escalinata, el rector, junto a otros sacerdotes y ministros de la ceremonia, leyó las lecturas propias. A continuación, aspergió abundante agua bendita sobre los fieles, los ramos y las palmas. Prosiguió la procesión entonando todos los asistentes “Victoria, Tú reinarás” y otros cantos de alabanzas a Jesús triunfante. Finalmente, la comitiva entró en el templo y se inició la santa misa solemne.

La lectura de la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo, según San Mateo, fue dialogada. El rector leyó los textos en los que hablaba Jesús; un laico hizo de cronista y una laica, el resto de los personajes, ambos lectores son los habituales de la misa solemne de los domingos. En la homilía, Mn. Xavier Argelich nos dijo que Jesús entró voluntariamente en Jerusalén para redimirnos. Y nos invitó a rezar interiormente y en silencio, junto a Jesús, en los próximos días de dolor de la Semana Santa que comenzábamos: Vemos muchos personajes en el relato de la Pasión que acabamos de leer… podemos pensar qué podemos hacer para acompañar al Señor teniendo en cuenta cada uno sus capacidades y posibilidades para poder decir como aquellos soldados “Verdaderamente éste es el Hijo de Dios”.

 

Inicio de Tridu Pascual: el Jueves Santo
En Montalegre, transcurridos los primeros días de la Semana Santa, en el Jueves Santo, el 13 de abril de 2017, celebramos, entre el gozo y el dolor, la Cena del Señor. El color de las vestiduras de los sacerdotes no era ni el morado de la Cuaresma ni el rojo de la pasión y martirio, propio del Domingo de Ramos. Era el blanco pues es el día en qué Jesús instituyó el sacramento de la Eucaristía y el del Orden o Sacerdocio. También Jesús instituyó el mandamiento de la Caridad para que amemos a Dios y al prójimo. Excepcionalmente, delante del altar lucía un centro de flores blancas y amarillas, al igual que en el llamado Monumento que se había creado al entorno del sagrario de la capilla del Santísimo de Montalegre. En ese lugar, las alfombras, ropajes, flores, ramos de laurel, palmones, y muchas velas encendidas hacían lucir todavía más aquel sagrario que vemos cada día en la capilla cuando pasamos a saludar al Señor o vamos a la santa misa, pero el Jueves Santo lo merece cada año y en cada sagrario de cualquier lugar del mundo, el cual se adorna y se hace lucir según la costumbre.

La Cena del Señor fue concelebrada por siete presbíteros, presidida por el rector, la mayoría de ellos de la Iglesia de Montalegre y también antiguos colaboradores de la Casa.

La lectura del Evangelio según San Juan nos situó en aquellas horas previas a la pasión de Nuestro Señor Jesucristo. En la homilía, Mn. Xavier Argelich dijo: Es la hora en la que el Hijo de Dios se entrega libremente por nosotros…  con esta misa se inicia el Tridu Pascual Nos hemos preparado durante la Cuaresma con más intensidad y con intención penitencial y de purificación…  Ahora ya estamos en condiciones de presentarnos para la Redención…Todas las cosas y las circunstancias nos llevan al Cenáculo, con Jesús y sus discípulos, con los gestos y las palabras que conocemos por medio de la Palabra de Dios… Lo ha recomendado el Papa Francisco para el presente año, escuchar y leer más la Palabra de Dios… Él nos dice “¿Lo entendéis? Hemos de saber ponerla en práctica… Recemos por las vocaciones sacerdotales, … y para que seamos santos.

En el ofertorio se incensó el altar, los celebrantes, los ministros laicos y los fieles. Se consagró suficiente comunión para dos días pues en el Viernes Santo Nuestro Señor Jesucristo queda en el sepulcro hasta el amanecer del Domingo de Pascua. Una vez finalizada la Cena del Señor, el rector, en procesión, por la nave del templo de Montalegre, llevó al Señor, con toda reverencia y ceremonial, hasta dejarlo en el interior de la reserva. Se mantuvo abierto unos instantes en los que rezamos con toda intensidad, y con el incienso nos elevábamos espiritualmente al cielo. El vicario de Montalegre cerró la reserva y le entregó la llave al rector para que la custodiara. Se inició así el tiempo de la contemplación de la reserva del monumento hasta el inicio del Oficio de la Pasión de Cristo, en el Viernes Santo, el 14 de abril de 2017.

Aquí tenéis a vuestro Rey

Al entrar en Montalegre ya percibimos con los sentidos que había ocurrido lo que Jesús nos había anunciado. La imagen del crucifijo que cuelga del baldaquino del presbiterio estaba cubierta con un lienzo morado, la capilla del Santísimo, a oscuras, el altar despojado de flores: Jesús estaba en el sepulcro de José de Arimatea.

El Oficio del Viernes Santo se vivió con mucho recogimiento y piedad. Los celebrantes, revestidos del color de la sangre y del martirio, al inicio de la celebración se postraron en el suelo, en oración y los fieles estuvimos reclinados de rodillas. El Oficio de ese día no iba a ser una misa pues el centro de la santa misa es la transubstanciación, es decir, la consagración, y esto no podía producirse pues en aquellas horas Jesús ya había sido maltratado, humillado y finalmente había muerto en la Cruz. Fue, entonces, cuando descendió a los infiernos para realizar nuestra redención permanente.

El Oficio tendría tres partes: el relato de la Pasión, la adoración a la Cruz y la sagrada comunión, que estaba en la reserva. La lectura de la Pasión, también en esta ocasión, fue dialogada. Mn. Nubiola fue el cronista de los hechos; los diversos personajes del relato fueron a cargo de Mn. Mallol y la voz de Jesús, Mn. Argelich.

En la homilía el rector nos situó en aquel momento que era igual a todos los oficios que se estaban celebrando o se iban a celebrar en cualquier rincón del mundo donde hubiese cristianos. ¡Tantos cristianos rezando en todas partes, acompañando al Señor!… Todo en Jesús es Palabra, hecha palabra humana para poder escucharla… No se trata de palabras muy elocuentes… Él todo es Palabra por ello hemos de meditar el Evangelio… Sus gestos, palabras y expresiones son de amor sereno y fuerte, incluso el silencio… Y nos impelió: ¿Qué podemos aprender de ti, Señor?… Todo está cumplido, Cristo ha pagado por la deuda contraída del pecado original y por nuestros pecados personales… Jesús tiene sed… tiene el deseo de salvarnos para pagarlo todo… ¡Padre, perdónales que no sabe lo que hacen!… Sepamos acoger el perdón gratuito.

La colecta de la limosna del Viernes Santo, los fieles la depositamos después de la adoración a la Cruz que, como es habitual en ese día, se destina para sufragar los gastos de mantenimiento de los lugares santos en Tierra Santa que están custodiados por los Hermanos Franciscanos.

Al acabar el oficio, se cerró el templo. Jesús estaba muerto y sepultado. Se mantuvo cerrado hasta el caer de la tarde del Sábado Santo, hora en la íbamos a celebrar, con cierto adelanto, el amanecer de la Resurrección de Cristo.

 

La Vigilia Pascual y tres sacramentos

Se inició la Vigilia Pascual con la ceremonia del fuego y la bendición del Cirio Pascual en el pequeño atrio de la nave central de la puerta principal que da al Patio Manning. El rector junto a celebrantes y ministros laicos prosiguieron en procesión repartiendo la Luz de Cristo para encadenar el encendido de las velitas de los fieles asistentes: Lumen Christi… Deo gratias.

Las lecturas y salmos fueron precedidos de un Cántico. Los textos escogidos entre diversas posibilidades del Antiguo Testamento fueron sobre la creación de mundo y del hombre; la alianza establecida entre Dios, Abraham y su descendencia; y el éxodo del pueblo de Israel que huye de la opresión de Egipto hacia la tierra prometida. A continuación, se prendieron las velas del altar con la luz del Cirio Pascual, se cantó el Gloria y siguieron las lecturas del día, del Nuevo Testamento y Evangelio. En la homilía, el rector nos transmitió la alegría de Cristo resucitado: Hemos encontrado a Cristo en el Cirio Pascual… Qué alegría la de aquellas mujeres que encontraron el sepulcro vació … Mantengamos esa alegría en nuestro corazón.

Iba a ser una Vigilia muy especial, dos chicas jóvenes fueron bautizadas, Zacairi y Noémi, las cuales habían recibido la catequesis en la entidad social para mujeres TERRAL. Una vez neófitas, Zacairi recibiría el sacramento de la confirmación y ambas la Primera Comunión.

Renovamos las promesas del bautismo con nuestras velitas, encendidas de nuevo con la Luz Pascual; recibimos la aspersión del agua bendita; y el incienso, después de haber incensado el Cirio, el Cristo del altar, la imagen de Santa María de Montalegre, los celebrantes y los ministros laicos.

La alegría de los cristianos allí presentes, ante tantos dones recibidos, era indudable, y seguimos alegres.

¡Felices Pascuas!,  Isabel Hernández Esteban

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tiempo de Cuaresma en Montalegre

En el tiempo litúrgico de la Cuaresma, Montalegre incorpora una meditación en la Exposición y Bendición del Santísimo Sacramento, los jueves por la tarde, de 19.30h a 20h, meditación que atienden los sacerdotes de Montalegre. Son unos momentos de reflexión a la vista de la lectura del Evangelio y de cantos de adoración eucarística ante Jesús Sacramentado. Un tiempo de quietud y contemplación antes de volver a nuestras obligaciones de la jornada. Se celebra en la capilla del Santísimo de la iglesia.

Y como viene siendo habitual también en Cuaresma, los viernes después de la misa de 6pm, con toda solemnidad, dos sacerdotes de Montalegre, rezan y cantan el Via Crucis de Ll. Millet que se sigue al largo de todas las estaciones señaladas en la nave central del templo. Dos colaboradores habituales de Montalegre portean un crucifijo y una vela, indicando el camino de las estaciones. La oración acaba con la Profesión de Fe cantada, cuya música es de Ll. Romeu.

Ambas actividades nos llaman a recogernos interiormente en este tiempo fuerte de Cuaresma que nos preparará para la pasión, muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo. Asimismo, se mantendrá en el acceso al presbiterio central un crucifijo que invita a la piedad de los fieles.

Comunicación Montalegre

Recogida de donativos para 5 casullas blancas y 5 albas

La vestidura sagrada con la que se reviste el sacerdote cuando celebra la santa misa forma parte de la liturgia de la misa, es por eso que siempre veremos que el presbítero lleva la casulla en cada celebración. Así que en las sacristías de las iglesias disponen de un número de casullas adecuado a las celebraciones que se realizan.

Sin embargo, más a menudo de lo que pensamos, se hacen concelebraciones en las que participan muchos sacerdotes y las casullas van de aquí a allá porque en las iglesias no hay tantas casullas como las que se precisan en algunas ocasiones. En este sentido, Montalegre suele suministrar casullas moradas en caso necesario como, por ejemplo, para las misas funerales del prelado del Opus Dei que se celebraron en Barcelona y otras ciudades cercanas.IMG-20170116-WA0001

Montalegre no dispone de tantas casullas blancas por lo que ahora hay que comprar 5 casullas blancas sencillas que se laven en la lavadora doméstica, sin incrustaciones ni pedrerías y 5 albas. Las casullas más ricas se reservan para los celebrantes que se mantienen en pie alrededor del altar. Para los concelebrantes que se quedan sentados son suficientes las sencillas, porque las más enriquecidas se dañan por el contacto constante de los asientos.

Estas casullas sencillas, para dar una homogeneidad, se utilizarán en misas de acción de gracias, primeras comuniones, en primeras misas de sacerdotes, en la festividad de San Josemaría, y en primer lugar en la Fiesta de la Virgen de Santa María de Montalegre, el 31 de mayo de 2017, que este año lo celebraremos por todo lo alto.

Por lo tanto, les pedimos donativos en esta recogida especial. Ya hemos elegido el taller que las elaborará, entre varias opciones muy interesantes. Nos quedamos con el presupuesto siguiente:

Cada casulla con la estola vale 160 euros y cada alba 130 *, por lo hemos de llegar a la cifra de 1.450* euros.

¿Quieres colaborar? Cualquier aportación económica será bienvenida:

  • Por transferencia bancaria. Cuenta corriente: ES 05 0081- 1771 – 81 – 0001001109    BANC DE SABADELL. En el concepto poner: donativo casulla blanca
  • En metálico en las oficinas de la iglesia
  • Directamente al rector, Mn. Xavier Argelich

¡Muchas gracias!

(* últimos cambios)

Isabel Hernández Esteban

 

Un mes de eventos

img-20161227-wa0002Las celebraciones en el tiempo de Adviento y de la Navidad, en las que Montalegre ha participado han sido importantes. Ya hemos informado del concierto de villancicos a cargo de la Coral Canigó, las fiestas patronales de la Inmaculada Virgen de la Puerta, la misa en sufragio de Monseñor Javier Echevarría y la misa en sufragio del Siervo de Dios, José María Hernández Garnica. Sin embargo, antes de acabar el año 2016 hemos de completar la información con tres reseñas más que nos quedaban pendientes.

La primera se refiere al concierto benéfico que se celebró el día 21 de diciembre de 2016, en el Gran Teatro del Liceo de Barcelona a base de música del siglo XX, jazz, baladas americanas y música pop actual, que en algún momento del espectáculo provocaron que el público se levantara de su asiento y se pusiera a bailar en su sitio, algo inaudito en ese teatro de las Ramblas de la Ciudad, a cargo de la Big-Band Barcelona. La sorpresa fue la actuación de la Coral Els nens del Raval, compuesta por los alumnos y alumnas de las entidades sociales Braval y Terral. La organización fue a cargo de la Fundación Raval Solidari, que revierte los donativos a dichas entidades y también a la Acció Social Montalegre. Desde aquí damos las gracias a todos los benefactores y benefactoras que hicieron posible el acto.

En la segunda reseña queremos destacar la noche de img-20161227-wa0006Navidad. Se celebró con toda solemnidad la misa del Gallo, a las 11 de la noche. Los celebrantes iban con las casullas más ricas y elegantes para celebrar la gran fiesta del nacimiento del Señor. Al pie del altar, lucía un gran centro de flores blancas. Acudimos muchísimas personas, tanto aquellos incondicionales fieles de siempre como aquellos que por estas fechas navideñas les gusta ir al barrio del Raval y, muy especialmente, a la Iglesia de Santa María de Montalegre. Como siempre, al acabar la misa, besamos al Niño Jesús y el rector invitó a todos los asistentes a cantar villancicos y a tomar unos dulces y turrones. Como novedad, el belén de la sala de actos en esta Navidad 2016 ha sido diferente. Se han recuperado unas imágenes bellísimas de la sagrada familia de Nazaret que estaban a buen resguardo en las dependencias de la iglesia. Ha sido un gran acierto de cambio.

img-20161229-wa0000Tanto las flores como el Niño Jesús están en la Capilla del Santísimo para seguir celebrando la Navidad unos días más.

Por último, los acontecimientos del año han tenido su punto final el 29 de diciembre de 2016 con el concierto del tenor Dresden Ramos, que actuó en la nave central de Montalegre.

¡El equipo de información y comunicación de Montalegre os desean un feliz y próspero año 2017!

Isabel Hernández Esteban