Montalegre, en la Pascua del Señor

Virgen de la Puerta y San Josemaría

Las sucesivas celebraciones en Montalegre enaltecen estas semanas de Pascua a Nuestro Señor Jesucristo. Diversos colegios de Barcelona y Sant Cugat del Vallés celebran las Primeras Comuniones de sus alumnos y alumnas en este templo ya que su nave central es muy grande, y con posibilidad de acceder a una grada superior, próxima al presbiterio, y a acoger así a más fieles. De hecho, acuden muchos familiares y amigos a estos acontecimientos llenos de gozo.

En la mañana del domingo 12 de mayo de 2019, antes de las misas dominicales, se celebró el funeral por la señora Joaquima Roca, feligresa habitual de Montalegre desde hace muchos años. Últimamente venía cuando podía y acompañada, debido a su edad y dolencias. Celebró la misa exequial su hijo sacerdote. Desde aquí queremos transmitir a sus familiares nuestras condolencias.

Ese mismo domingo, festividad del beato Álvaro del Portillo, pedimos en la misa solemne de las 12 por su intercesión. Al mismo tiempo, el rector tuvo palabras afectuosas en favor de la Virgen de la Puerta, patrona del Perú, país que celebra el día de la Madre peruana el segundo domingo de mayo. En ese sentido, miembros de la Hermandad de la Virgen de la Puerta colocaron la imagen de la virgen en el presbiterio, engalanada de azul noche y plata.

Cajero

Al margen de las celebraciones, pudimos constatar un nuevo método para dar donativos a la Iglesia de Santa María de Montalegre. Se trata de un cajero donde se pueden efectuar donativos por medio de tarjeta de débito o de crédito. A su vez, también dispone de buzón para monedas. Se encuentra justo al entrar en la nave central desde el vestíbulo que da a la calle Valldonzella, a mano derecha.

 

Comunicación Montalegre

De la Cuaresma al Exultate Jubilate

Durante el mes de abril de 2019 se han sucedido numerosas celebraciones en la cristiandad ya que en 2019 ha coincidido en el mismo mes dos semanas de Cuaresma, el Domingo de Ramos, la Semana Santa, el Domingo de la Pascua de la Resurrección y la Octava de Pascua. En Montalegre, además de todo ello, el mes de abril acaba con la celebración de la imposición del sacramento de la Confirmación a un grupo de niñas de un colegio de Barcelona.

En las semanas de Cuaresma, como en otros años, los jueves, ante Jesús Sacramentado, un sacerdote de Montalegre ha dado una meditación cuaresmal. Y todos los viernes, se ha rezado y cantado el Via Crucis, en definitiva, unas oraciones preparatorias más para los días santos que íbamos a celebrar.

En el Domingo Ramos, la liturgia correspondiente a la bendición de los ramos con agua bendita, aspergida generosamente por el rector, se celebró en el Pati Manning. Montalegre proporcionó numerosos ramos de laurel a los fieles. A su vez, los niños y niñas lucían sus palmas y palmones con rosarios de azúcar de colores. Mn. Argelich iba revestido con una capa pluvial roja, bordada con hilos dorados. Nos sorprendió la belleza del tejido, sin embargo no se trataba de una adquisición reciente sino de una joya bien guardada en un altillo de la administración de la sacristía puesta al día. No hizo falta esforzar el oído pues el celebrante, en esta ocasión, iba provisto de un amplificador de voz que facilitó la escucha de la lectura del Evangelio y las reflexiones del mosén. El séquito de presbíteros, monaguillos y todos los fieles procesionaron bajo los porches cantando con alegría al Señor. La celebración siguió dentro del templo. Continuó con la lectura de la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo, con tres lectores para hacer más inteligible los sucesos que se relataban.

El Jueves Santo suele impresionarnos por el respeto y adoración que se le brinda al Señor en la procesión y reserva de Jesús Sacramentado en el sagrario. En el ceremonial, corresponde al vicario cerrar el sagrario y librar la llave al rector, responsable de custodiar al Señor. Siete sacerdotes celebraron el oficio. Mn. Nubiola platicó la homilía.

El oficio del Viernes Santo se inicia con la postración de los sacerdotes en el suelo, rezando en privado, a lo que nos sumamos todos los fieles de la iglesia. La adoración al Cristo crucificado nos invita a hacer un acto de humildad y de agradecimiento por nuestra salvación.

La Vigilia Pascual en este 2019 se ha celebrado dos horas más tarde de lo habitual, pues, vigente el horario de verano, a las 8 de la tarde todavía hay luz solar. Por ello, las 10 de la noche se estimaba una hora más apropiada para la noche Pascual. El gozo de esta celebración adquirió un mayor sentido pues uno de los catecúmenos que se había preparado para el Bautismo en Montalegre, fue bautizado. El agua que se utilizó para bautizar a Marcos era del Río Jordán, de Israel, y del Santuario de Lourdes, en Francia, ambas aguas facilitadas por una colaboradora de Montalegre.

Reseñamos, por último, la celebración del segundo domingo de Pascua, instaurado por san Juan Pablo II como el Domingo de la Divina Misericordia. Acabó la Eucaristía solemne con la bendición solemne a las Familias presentes. A los pocos minutos, la soprano, señora Patricia Sendra, voz en los cantos de las celebraciones eucarísticas habituales de Montalegre, inició la interpretación de la obra de Wolfgang Amadeus Mozart, Exultate Jubilate K165, desde el coro de la iglesia, acompañada al órgano por el músico señor Pere Mateu Xiberta, todo un recital para la Pascua.

 

Isabel Hernández Esteban

Rehabilitando Montalegre

En estos últimos días, el acceso a la Iglesia de Santa María de Montalegre se ha realizado exclusivamente por la calle Montalegre, atravesando el Pati Manning ya que la puerta de acceso por la calle Valldonzella estaba cerrada debido a las obras que se estaban realizando al pie de la entrada. Por un lado, se ha se han suprimido los dos escalones y la rampa que ya existía; se ha construido una nueva rampa más suave y de extremo a extremo del acceso. De este modo se iguala el suelo de la entrada y salida de fieles de la iglesia por la calle Valldonzella. Estas obras son el inicio de un macro proyecto de rehabilitación exterior e interior de todo el templo en su conjunto.

También en la planta baja se está trabajando en un servicio sanitario para personas con movilidad reducida o discapacitados. Seguirá una rehabilitación muy importante de los tejados suprimiendo las filtraciones constantes de agua y humedad.

dav

Téngase en cuenta que la Iglesia de Santa María de Montalegre es un edificio protegido, y está catalogado por el Ayuntamiento de Barcelona, por medio de Foment de Ciutat Vella, como patrimonio histórico de la Ciudad. Atendiendo a estas circunstancias, participa en las subvenciones tanto el Ayuntamiento como la Diputación de Barcelona, siendo ésta la coordinadora de las obras de los tejados.

Además de las subvenciones públicas, participan en los ingresos económicos para sufragar las obras empresas, particulares y también los feligreses habituales de la iglesia.

Se prevé que las obras acaben en año y medio.

Isabel Hernández Esteban

Vivir la familia cristiana

El último domingo del año la Iglesia Católica lo dedica a la Sagrada Familia de Nazaret, fiesta que se celebra dentro de la Octava de la Navidad. En la oración de inicio de la Eucaristía se lee: “Los pastores fueron corriendo y encontraron a Jesús, María y José”. Con este principio la Iglesia Católica encomienda a la familia cristiana a imitar las virtudes domésticas para gozar del hogar del Cielo.

Pesebre de Montalegre

La primera lectura trataba sobre la familia proveniente de un extracto del Libro del Eclesiastés, que constituye uno de los Libros Sapienciales de la Biblia, no nos aleja de nuestros deberes y beneficios ante Dios:

Lectura del libro del Eclesiástico (3,2-6.12-14):

El Señor honra más al padre que a los hijos y afirma el derecho de la madre sobre ellos.
Quien honra a su padre expía sus pecados, y quien respeta a su madre es como quien acumula tesoros.
Quien honra a su padre se alegrará de sus hijos y cuando rece, será escuchado.
Quien respeta a su padre tendrá larga vida, y quien honra a su madre obedece al Señor.
Hijo, cuida de tu padre en su vejez y durante su vida no le causes tristeza.
Aunque pierda el juicio, sé indulgente con él y no lo desprecies aun estando tú en pleno vigor.
Porque la compasión hacia el padre no será olvidada y te servirá para reparar tus pecados.

En la homilía de la misa solemne del domingo, el rector de Montalegre recordó que el Libro del Eclesiastés, a pesar de los siglos que hace que se elaboró Fue el querer y la bondad de Dios para el hombre y la mujer, para sus hijos y sus padres, para la esposa y para el esposo… Es por ello que Jesús nació en medio de una familia, y aun queriendo Jesús hacer la voluntad de su Padre Dios, se mantuvo sujeto a su familia, se quedó con María y José y sus parientes… Hemos de defender la familia con virtudes, las cuales son conductas y actitudes concretas, y no valores que son conceptos intangibles y muy genéricos… Cada miembro de la familia ha de procurar vivir las virtudes, que sepamos hacer visible ese amor a la familia, parientes, al prójimo… Y a su vez seamos agradecidos, y demos gracias a Dios por la familia que tenemos.

A los queridos lectores de esta web de Montalegre le desea todo el equipo de comunicación un feliz año 2019 y Qué sea lo que Dios quiera.

Isabel Hernández Esteban

Sufragios por José María Hernández Garnica, los cooperadores del Opus Dei y Teresa Espinós

En noviembre, mes en el que la Iglesia Católica lo dedica especialmente a los difuntos, en la Iglesia de Santa María de Montalegre se celebraron misas en sufragios. El lunes día 12 a las 19h, la misa en sufragio por el Siervo de Dios José María Hernández Garnica, cuyos restos mortales reposan en Montalegre desde el día 11 de noviembre de 2011; el sábado, día 17 a las 12h, la misa fue en sufragio de las almas de los cooperadores del Opus Dei difuntos. Por último, la misa de 10h del martes día 20, se ofreció por Teresa Espinós.

Identificado con Cristo

En la homilía el rector recordó rasgos de su biografía. “José María Hernández Garnica se dedicó a la sección de mujeres de la Obra, dio ejemplo de su dedicación por entero al Señor, a las almas y al Opus Dei… El contacto en su juventud con San Josemaría le fue calando de tal manera que descubrió un mundo nuevo, su vocación al Opus Dei y al sacerdocio… Fue creciendo en virtudes, en la santificación del trabajo, viviendo el celibato apostólico y haciendo las cosas para la gloria de Dios… A la vista de las conclusiones del reciente sínodo de los Obispos sobre los jóvenes, hemos de acompañar a los jóvenes de hoy para que descubran su vocación… Hemos de escuchar a los demás antes de hablar, los sacerdotes en el confesionario y los laicos promoviendo la escucha para conocer la voluntad de Dios.

Acabada la celebración, todos los asistentes nos acercamos a la sepultura, y Mn. Xavier Argelich rezó un responso.

Por las almas de los cooperadores del Opus Dei difuntos

Con mucha asistencia de fieles de la Obra, así como de cooperadores, y otras personas habituales de la misa de 12h de Montalegre, el vicario de la delegación del Opus Dei en Catalunya, Mn. Ignasi Font, presidió la Eucaristía junto al rector de Montalegre el sábado 17 de noviembre. Al inicio de la celebración, el vicario nos dijo que Ningún oficio de difuntos tiene carácter triste … es alegre pues es en acción de gracias por los bienes recibidos. Al hilo de esta entrada, en el salmo se cantó El Señor es mi Pastor, nada me falta.

En la homilía, Mn. Font hizo hincapié en toda la labor de los cooperadores del Opus Dei, que han contribuido con sus oraciones, tiempo, dedicación y ayudas económicas para el desarrollo de muchos proyectos que sin ellos no se hubieran podido realizar. Sus palabras iban dirigidas a todos los cooperadores, también a los presentes en el templo. Asimismo, manifestó su agradecimiento en nombre del Padre Fernando, prelado de la Obra… “Los cooperadores son y sois servidores de la causa de Dios”.

Finalizó la celebración con el canto de la Salve. Cabe destacar la participación de la Coral de la Parroquia de Belén, de Barcelona, ubicada también en el barrio de El Raval, tocando a la Rambla. Sus voces y cantos enervaron nuestras emociones.

Y después de la misa

Tomó el micrófono un cooperador laico que nos explicó su testimonio. Sus declaraciones estaban llenas de entusiasmo, dando gracias al Sí que dio San Josemaría a lo que Dios le pedía. Agradeció ampliamente a todos los cooperadores su colaboración y nos animó a los presentes a que invitásemos a muchas personas a que fueran generosas.

Por último, compartimos un aperitivo bien servido en el Patio Manning donde pudimos saludarnos y compartir experiencias.

Impulsora del retiro de los martes en Montalegre

En la hora del rezo del Ángelus del día 1 de noviembre, festividad de Todos los Santos, murió en Barcelona Teresa Espinós, después de una larga vida de entrega al Opus Dei. Desarrolló y participó en los encargos apostólicos que se le habían encomendado.

Durante muchos años Tere Espinós impulsó el retiro del tercer martes en Montalegre, el cual está totalmente integrado en las actividades pastorales. Por ello, el martes 20 de noviembre, la misa de 10h se ofreció en sufragio de su alma, y muy especialmente en ese día, pues a continuación hacíamos el retiro espiritual correspondiente a ese mes.

Que Dios los guarde a todos para la vida eterna.

Isabel Hernández Esteban

Al amparo de los Santos Custodios

El día 2 de octubre de 2018 se culminaba una fecha importante: el 90 aniversario de la fundación del Opus Dei en la festividad de los Santos Ángeles Custodios. En la Iglesia de Santa María de Montalegre se celebró la santa misa con la solemnidad que permitía la liturgia, en acción de gracias al querer de Dios por haber permitido, desde el año 1928, que el Opus Dei siga adelante y se extienda, como ya es una realidad en todo el mundo, pues ciertamente es obra de Dios.

Presidió la Eucaristía el rector de Montalegre, Mn. Xavier Argelich, y concelebraron con él Mn. Joan Costa, rector de la parroquia de Belén; Mn. Joan Cabot arcipreste del arciprestado Raval-Poble Sec y rector de la parroquia de la Virgen de Lourdes; Mn. Domingo Lorenzo, mercedario y rector de la parroquia de san Pedro Nolasco. Mn. Joan Juventeny fue el maestro de ceremonias.

En la homilía, Mn. Argelich nos recordó que San Josemaría tenía mucha devoción a los ángeles custodios y aquel 2 de octubre de 1928 recibió la llamada de Dios para fundar el Opus Dei y a partir de entonces consagró toda su vida a corresponder a esa llamada de Dios: Jesús fundó el Opus Dei y san Josemaría puso de su parte lucha, oración y diálogo con Dios. El rector también nos pidió que rezásemos muy especialmente este mes de octubre por el Papa y por el sínodo de obispos que se celebra en La Santa Sede. Finalmente, añadió El Señor se toma muy en serio nuestra vida y los ángeles custodias nos ayudan a vivirla con plenitud y con la alegría del Evangelio.

El rector agradeció públicamente al benefactor anónimo de las 90 rosas rojas que había obsequiado a la Iglesia de Santa María de Montalegre para ser ofrecidas al pie de la imagen de san Josemaría.

 

Comunicación Montalegre

Rezo del Santo Rosario en Montalegre

De lunes a sábado, a las 18.30 h, rezamos el Santo Rosario por las intenciones del Santo Padre Francisco y por el sínodo de obispos que se celebra durante el mes de octubre en el Vaticano.

Los jueves rezamos el Santo Rosario en la Capilla del Santísimo y ante su presencia, y los demás días en la Capilla de la Virgen de la Medalla Milagrosa.

“Comunicado de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, 29.09.2018

 El Santo Padre ha decidido invitar a todos los fieles, de todo el mundo, a rezar cada día el Santo Rosario durante todo el mes mariano de octubre y a unirse así en comunión y penitencia, como pueblo de Dios, para pedir a santa Madre de Dios y a San Miguel Arcángel que protejan a la Iglesia del diablo, que siempre pretende separarnos de Dios y entre nosotros.

Recientemente, antes de partir a los Países Bálticos, el Santo Padre se reunió con el P. Fréderic Fornos S.I., Director internacional de la Red Mundial de Oración por el Papa, y le pidió que difundiera su llamamiento a todos los fieles del mundo, invitándoles a terminar el rezo del Rosario con la antigua invocación “Sub tuum praesídium” y con la oración a San Miguel Arcángel, que protege y ayuda en la lucha contra el mal (ver Apocalipsis 12, 7-12).

La oración –afirmó el Pontífice hace pocos días, el 11 de septiembre, en una homilía en Santa Marta, citando el primer capítulo del Libro de Job– es el arma contra el gran acusador que “vaga por el mundo en busca de acusaciones”. Solo la oración puede derrotarlo. Los místicos rusos y los grandes santos de todas las tradiciones aconsejaban, en momentos de turbulencia espiritual, protegerse bajo el manto de la santa Madre de Dios pronunciando la invocación “Sub tuum praesídium”.

La invocación “Sub tuum praesídium” dice así:

“Sub tuum praesídium confúgimus,
sancta Dei Génetrix;
nostras deprecatiónes ne despícias in necessitátibus,
sed a perículis cunctis líbera nos semper,
Virgo gloriósa et benedícta”.

[Bajo tu amparo nos acogemos, santa Madre de Dios; no deseches las súplicas que te dirigimos en nuestras necesidades, antes bien, líbranos de todo peligro, ìoh, siempre virgen, gloriosa y bendita!]

Con esta solicitud de intercesión, el Santo Padre pide a los fieles de todo el mundo que recen para que la Santa Madre de Dios, ponga a la Iglesia bajo su manto protector,  para  defenderla  de los ataques del maligno, el gran acusador, y hacerla, al mismo tiempo,  siempre más consciente de las culpas, de los errores, de los abusos cometidos en el presente y en el pasado y comprometida a luchar sin ninguna vacilación para que el mal no prevalezca.

El Santo Padre también ha pedido que el rezo del Santo Rosario durante el mes de octubre concluya con la oración escrita por León XIII:

“Sancte Míchael Archángele, defénde nos in próelio;
contra nequítiam et insídias diáboli esto praesídium.
Imperet illi Deus, súpplices deprecámur,
tuque, Prínceps milítiae caeléstis,
Sátanam aliósque spíritus malígnos,
qui ad perditiónem animárum pervagántur in mundo,
divína virtúte, in inférnum detrúde. Amen”.

[San Miguel Arcángel, defiéndenos en la lucha. Sé nuestro amparo contra la perversidad y asechanzas del demonio. Que Dios manifieste sobre él su poder, es nuestra humilde súplica. Y tú, oh Príncipe de la milicia celestial, con el poder que Dios te ha conferido, arroja al infierno a Satanás y a los demás espíritus malignos que vagan por el mundo para la perdición de las almas. Amén.]”

http://press.vatican.va/content/salastampa/es/bollettino/pubblico/2018/09/29/fiel.html

 

Comunicación Montalegre

 

 

¿Y quién es el santo de la imagen?

Esta ha sido una pregunta que muchas personas que han entrado, ocasionalmente, en el templo de la Iglesia de Santa María de Montalegre, del barrio de El Raval de Barcelona, han efectuado a otras que estaban allí. Para los habituales de Montalegre no ofrecía ninguna duda de quién era, además hay muchas estampas del santo en el mueblecito de folletos y estampas. Pero es cierto que puede dar a confusión saber quién es pues el nombre del santo de la imagen está escrito en japonés y la fecha de la bendición de la imagen en números romanos. Por lo tanto, a pesar de que ya han pasado más de diez años desde la fecha en qué el prelado, que entonces presidía el Opus Dei, Mons. Javier Echevarría, bendijo de forma solemne la imagen, en el mes de mayo de 2008, no ha sido hasta ahora que se le ha puesto un indicador con su nombre, y los años de su nacimiento (1902) y de su traspaso (1975).

Esta mejora aporta a la imagen de San Josemaría Escrivá, fundador del Opus Dei, una prestancia y un complemento que no tenía, y que con el paso del tiempo se ha observado que eran necesarios. Además, tal como apunta el historiador de la Casa, Josep Masabeu, San Josemaría rezó en Montalegre el 28 de noviembre de 1972.

Isabel Hernández Esteban

 

Montalegre en la Sagrada Familia y el Dies Natalis de san Josemaria

Por gentileza de Relaciones Institucionales del Templo de la Sagrada Familia, organizamos una visita guiada y gratuita a la Sagrada

Familia. El La fecha reservada era el sábado 9 de junio de 2018. El programa de las actividades del día se inició con el encuentro de los peregrinos de Montalegre ante la entrada de la Cripta del Templo, bajo el control de los servicios de seguridad. El rector de la Iglesia de Santa María de Montalegre celebró la santa misa. En la Cripta, solo estábamos los peregrinos, y varias personas del equipo de vigilancia y de seguridad del recinto. El recogimiento del grupo invitó a una celebración más íntima de la Eucaristía. Hubo tiempo para rezar ante el sepulcro de los restos mortales de Antoni Gaudí y contemplar las obras y el arte que encierra la Cripta.

La siguiente fase de la peregrinación era reunirnos con el resto del grupo de peregrinos en los accesos de la fachada del Nacimiento. Allí nos esperaban dos guías. Nos facilitaron unos auriculares que favorecieron la escucha de todas las informaciones que los guías explicaron muy amablemente. La visita a la Basílica, a pesar de que estaban cambiando el suelo de corcho por un suelo definitivo, y el muchísimo público, siempre resulta sorprendente, su luz y sus colores no dejan de llamar la atención. Nadie quedaría indiferente.

Transcurrió la hora de la visita guiada, y antes de las despedidas nos hicimos una foto de grupo. A continuación, los peregrinos que lo desearon pudieron volver a la basílica, visitar el museo o participar de otras actividades que allí se desarrollaban.

Por otra parte, el día de san Josemaria, se celebró en Montalegre con mucha alegría. Fueron muchos los fieles que acudieron a la celebración del Dies Natalis del Fundador del Opus Dei. La misa la presidió el rector y la concelebró con Mn. José Ma. Pardo, profesor de Teología en Pamplona. La gran participación de jóvenes fue la nota a destacar del día 26 de junio de 2018.

 

Isabel Hernández Esteban

 

La Santa Cena y la Pasión del Señor

En Montalegre se han celebrado la Misa “In Coena Domini” y la Pasión del Señor con recogimiento y piedad por parte de los fieles unidos a los celebrantes, según nos agradeció el rector al acabar el oficio de la Pasión. Realmente nos metimos con nuestro corazón sensible y nuestra alma espiritual en la proclamación de la Palabra y en la institución de los sacramentos del Jueves Santo, como son el de la Eucaristía, el del Orden sacerdotal y el de la Caridad. Igualmente, en la Adoración a la Cruz del Viernes Santo.

Presidió las celebraciones Mn. Argelich con los sacerdotes Mn. Guixé, Mn. Moliné, Mn. Nubiola, Mn. Mallol i Mn. Juventeny.

A primera hora de la tarde del jueves 29 de marzo, cuando entramos en el templo de Montalegre se hizo realidad para nuestros sentidos que efectivamente pronto íbamos a participar de una Cena única e irrepetible pero que allí se reactualizaría, una vez más, como se ha hecho desde hace más de dos mil años, sin parar.  La Capilla del Santísimo se había adornado con flores, palmones, cirios, velas, con una alfombra y un adamascado sobre el altar. El crucifijo situado sobre el altar mayor seguía tapado, a usanza de otros tiempos. El Cristo que se había colocado en la baranda del presbiterio durante la Cuaresma para devoción de los fieles, se había retirado.

La celebración de la Eucaristía es la celebración del amor de Cristo

La homilía del Jueves Santo corrió a cargo de Mn. Mallol, a la sazón, vicario de Montalegre: “Situémonos en la Santa Cena, en un rincón y escuchemos a Jesús, pero sin perder la capacidad de sorprendernos. Los discípulos se sienten superados por los acontecimientos de los días anteriores. Pero en adelante se seguirán sucediendo cosas sorprendentes, tales que cuando se produce la Resurrección del Señor no saben qué hacer. Cuando Jesús les lava los pies no entienden por qué Jesús lo hace, sin embargo, el mensaje de Jesús era que se habían de abajar para ayudar a los demás. También quería significar que hemos de limpiar nuestros pecados. En la Santa Cena se inclina el Señor; en el confesionario es el penitente quien se arrodilla para pedir perdón, para poder llegar limpios a la Eucaristía y poder decir como el centurión: Señor no soy digno que entres en mi casa”.

Sobre la institución de la Eucaristía Mn. Mallol manifestó que: “Las palabras de San Pablo (refiriéndose a la lectura proclamada) era la narración más antigua de la Eucaristía y que en ella queda muy claro lo que quería Jesús. Son unas palabras que cambian la historia. A partir de entonces los apóstoles saben muy bien lo qué han de hacer. Aquellos hechos quedan presentes para siempre en el amor de Cristo… Celebramos que Jesús está presente entre nosotros, y este es el memorial que nos pide realizar. Al pedir Jesús la celebración de su memorial, Cristo instituye el sacramento del Orden sacerdotal, por ello hemos de rezar para pedir vocaciones al sacerdocio para que esa cadena de celebraciones no se pare nunca”.

Mn. Mallol cerró la homilía con unas palabras significativas: El sacramento de la Eucaristía es el sacramento del cambio, en él el pan y el vino se convierten en el cuerpo y sangre de Cristo, y por él también nosotros podemos cambiar y llegar a cambiar el mundo con la Eucaristía.

Al acabar la santa misa, dos colaboradores habituales con cirios encendidos iniciaron la procesión hasta la Capilla, que, como hemos dicho, estaba de gala en espera del Señor. El rector con el Santísimo sacramento amorosamente recogido, seguido de los sacerdotes, depositó la Reserva en el sagrario dejándolo a la vista. Después de unos minutos de silencio, el vicario cerró el sagrario y como manda el ritus le entregó la llave al rector.

El Viernes de dolor y Pasión

Por la mañana se había celebrado el Via Crucis y se había mantenida abierta la Capilla del Santísimo para que los fieles hicieran oración. Pero a la cinco de la tarde hora en que se inició el oficio de la Pasión la Capilla se oscureció, a penas quedaron encendidos unos cuantos cirios: íbamos a reactualizar la pensión y muerte de Nuestro Señor Jesucristo.

A la celebración del Viernes Santo se le llama Oficio porque no es una misa ni acto eucarístico, por lo tanto, el ritus es diferente. Las oraciones habituales de la entrada no se rezan, no hay ofertorio ni, por supuesto, consagración. La primera parte consiste en la liturgia de la Palabra, que incluye a tres voces la lectura completa de la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo, y la homilía; la segunda parte es la Adoración a la Cruz, momento en el que cada uno de los fieles hace un acto de amor a la Cruz, que es entonces cuando, movido por el corazón, el fiel se arrodilla ante la Cruz, la besa, la acaricia, o se inclina humildemente. Y la tercera parte del Oficio, es la distribución de la comunión que estaba reservada en el sagrario desde el día anterior.

En la homilía, Mn. Juventeny recordó la lectura que dice “Yo te saqué de Egipto y tu me has preparado una Cruz”El misterio de la Cruz es para reparar todos los pecados del mundo, los pecados pasados y los futuros, tantos los nuestros como de los demás. San Agustí explicaba por qué ¡tanto dolor! En primer lugar, para demostrarnos en qué medida Dios nos ama; en segundo lugar, para que entendiéramos qué es un pecado mortal pues cada pecado es como volver a clavar a Jesús en la Cruz … Hemos de corresponder, pero ¿Qué le podré ofrecer al Señor? Pensemos al ir a adorar a la Cruz, y el Señor nos dirá lo qué quiere de nosotros pues nosotros somos el pueblo de Israel… Ahora es un buen momento para decidirnos en ser mejores y tener presente en nuestra vida la Cruz de Cristo.”

Detalles a destacar

Durante las dos celebraciones, los diferentes colaboradores de Montalegre ofrecieron diversos servicios tanto en las lecturas, como en la recogida de la limosna de los fieles, y en el presbiterio. También es de agradecer a Mn. Rodríguez el mantenerse en el confesionario e impartir el sacramento del perdón en todo momento, y a Mn. Moliné, en el canto de las plegarias del Viernes santo.

La soprano Patrícia Sendra y el organista de la Casa, Sr. Josep Masabeu, dirigieron los cantos de ambos días, que, al tratarse de dos celebraciones especiales, su colaboración favoreció la atención y el fervor de los asistentes.

La limosna recogida el Viernes santo se destina siempre, por indicación de la Santa Sede, al mantenimiento de los Lugares Santos de Tierra Santa (Israel).

Isabel Hernández Esteban