Originaria ermita de Nuestra Señora de Montalegre o de la Alegría en el término municipal de Tiana, donde ahora se encuentra La Conreria.

Siglo XII

En esta ermita estaba establecida una comunidad de monjas, Las Canonesas de Santa María de Montalegre que en 1362 se trasladan a Barcelona y construyen un nuevo Monasterio en la finca que actualmente ocupa la Iglesia de Santa María de Montalegre y los edificios anejos.

Siglo XIV-XV

La imagen de piedra que hay en la esquina que forma la calle Montalegre con Valldonzella es de finales del siglo XIV o comienzos del XV. Es conocida con el nombre de Virgen de la Alegría o Nuestra Señora de Montalegre. Probablemente sea la imagen más antigua de esta advocación.

El 1593, al extinguirse la orden de las Canonesas, el monasterio paso a ser el Seminario Episcopal de Nuestra Señora de Montalegre de la Ciudad de Barcelona.

Siglo XIX-XX

En estos edificios, el 8 de octubre de 1802, el Rey Carlos IV establece la Casa de Caridad. Se encarga el proyecto de una nueva iglesia al arquitecto barcelonés Augusto Fuente y Carreras. Comienzan las obras el 8 de enero de 1901. La construcción se fue sufragando exclusivamente con donativos de los fieles.

La iglesia fue bendecida el 15 de octubre de 1902, y comenzó seguidamente el culto. El 23 de diciembre de 1902 el Cardenal Salvador Casañas, Obispo de Barcelona, consagró el altar.

La Capilla de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa, proyectada también por Augusto Fuente, se inauguró el 27 de noviembre de 1908. El maestro vidriero Antoni Rigalt realizó el 1902 las vidrieras de la iglesia y el 1908 las de la Capilla de la Milagrosa. La casa Hijo de Eudaldo R. Amigó y Cía. construyó el 1911 las cuatro vidrieras de la sacristía, aprovechando las del antiguo templo.

El órgano, inaugurado el 27 de noviembre de 1927, fue construido por Lope Alberdi y Recalde, un de los mejores organeros del momento. Es de concepción romántica. La fachada del órgano, de madera de cedro, fue diseñada por Enric Sagnier y Villavecchia, reconocido arquitecto, que era Vocal de la Junta de Gobierno de la Casa de Caridad.

La guerra civil respetó la fábrica y el órgano de la iglesia, pero comportó la destrucción de todas las imágenes, confesonarios y vasos sagrados. La iglesia tuvo diversas utilidades. En algunos momentos se pusieron camas y se utilizó como hospital. También era almacén de víveres y de las grandes bobinas de papel de la Escuela-imprenta.

Acabada la guerra se procedió a la restauración, que fue encargada al arquitecto barcelonés Isidre Puig y Boada. Las obras consistieron en la remodelación del presbiterio, construcción de nuevos confesonarios, instalación eléctrica, repaso de goteras y nueva pintura de todo el interior.

EL Altar Mayor, con su impresionante baldaquín, fue realizado por el artista Jaume Busquets y Mollera. La mesa del altar es -reformada- la misma que había desde el principio. El verano de 1940 se instaló la imponente araña de hierro forjado en el centro del crucero, realizada por el herrero Benjamín Salas.

La nueva inauguración de la iglesia tuvo lugar el 15 de Octubre de 1940, y fue oficiada por el Sr. Obispo Administrador Apostólico de la Diócesis Dr. Miguel de los Santos Díaz Gómara.

El año 1952, con ocasión de la celebración de los 150 años de la Casa de Caridad y de los 50 años de la iglesia, se colocó la imagen actual del presbiterio, realizada en alabastro por el mismo artista, Jaume Busquets y Mollera. Fue pagada por la Caja de Ahorros Provincial de la Diputación de Barcelona. Bendijo la imagen y celebró la Misa conmemorativa el Sr. Arzobispo de Barcelona Dr. Gregorio Modrego Casaus, el 29 de Noviembre de 1952.

El abril de 1957, la Casa de Caridad comenzó a abandonar los edificios por trasladarse a los Hogares Mundet. Como consecuencia, fueran cesando progresivamente los actos de culto en la iglesia, hasta quedar reducido a algunas nupcias y a una Misa los domingos y fiestas; como consecuencia se fue produciendo un progresivo deterioro del templo.

Atendida a esta circunstancia, la 1965 la Diputación de Barcelona fa donación del templo al Arzobispado de Barcelona con el fin de que mantuviera en él el culto, directamente o bien por medio de una institución de la iglesia.

EL Arzobispado de Barcelona confía la iglesia al Opus Dei, que toma posesión el 29 de junio de 1967, Fiesta de San Pedro y San Pablo, en la Misa vespertina del día anterior, restableciéndose así el culto.

Por decisión del Sr. Arzobispo, el templo queda bajo la advocación de Nuestra Señora de Montalegre. Su fiesta es el 31 de mayo, día en que se celebra la Visitación de Nuestra Señora.
El nivel de degradación del templo era evidente a simple vista. Se comenzó por las obras de mayor urgencia, que de no hacerse podrían comportar la ruina progresiva del edificio: reparación de la cubierta, impermeabilización con tela asfáltica, nueva instalación eléctrica, etc. La dirección de las obras fue encomendada al arquitecto Antoni Lozoya Auge. Con los años, se han ido acometiendo el resto de obras necesarias, que se han financiado con donativos y limosnas de los fieles, siguiendo la tradición de este templo.

El 14 de febrero de 1969 el Dr. Josep Maria Guix, Obispo Auxiliar de Barcelona, procedió a la consagración del Altar Mayor y el Altar de la Capilla del Santísimo, acabada de construir. Acto seguido, acabada la consagración de los altares, el Arzobispo de Barcelona, Dr. Marcelo González Martín, celebró la Santa Misa.

El año 1985, se incorporan a Montalegre la Capilla de la Medalla Milagrosa y los locales anejos. Se abrió el paso directo entre la iglesia y esta capilla, conservando la entrada desde el Patio Manning. El 1993 se realizó la tribuna de la parte posterior del ábside de la iglesia, por posibilitar el paso a la grada izquierda.

Dentro la tarea pastoral general del Arzobispado de Barcelona, y en unión con los varios organismos diocesanos, la iglesia de Montalegre desarrolla las actividades pastorales que le son propias; y una amplia acción solidaria entre los habitantes del Raval, con la colaboración de un numeroso equipo de voluntariado, que dan vida a la Acció Social Montalegre.

A lo largo de cien años de servicio, la actividad más importante ha sido y es la actividad ordinaria. Pero hay algunos momentos que han quedado especialmente grabados en la memoria, entre otros, las Visitas Pastorales del Sr. Obispo, las ordenaciones de presbíteros realizadas por el Cardenal Narcis Jubany, la clausura del proceso para la Canonización de Montserrat Grases, las diversas celebraciones presididas por el Cardenal Ricard M. Carles, etc.

 2002, misa del centenario

2002, Misa del Centenario

La celebración del Centenario de Montalegre el 31 de mayo de 2002, fiesta de la Visitación de Nuestra Señora, comenzó con la celebración de la Eucaristía, presidida por el Obispo Auxiliar de Barcelona Dr. Josep Ángel Sáiz. En el Patio Manning se instaló una exposición retrospectiva, y a continuación el Cor Jove de l’Orfeó Català ofreció un concierto.

Providencialmente coincidió este Centenario de Montalegre con el Centenario del nacimiento de San Josemaría Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei, que había visitado Montalegre el martes 28 de noviembre de 1972, y que fue canonizado por el Papa Juan Pablo II el 6 de octubre de 2002 en la Plaza de Santo Pedro del Vaticano. Con ocasión de este Centenario se empezaron en muchos lugares del mundo diversas iniciativas sociales en el ámbito de la educación, la inmigración, el trabajo y la sanidad. En el Raval comenzaron Braval y Terral, dos centros de actividades que se proponen promover la cohesión social, luchar contra la marginación y facilitar la incorporación de los inmigrantes en nuestra sociedad. Son un escalón más en el conjunto de iniciativas de solidaridad que se desarrollan alrededor de la iglesia de Montalegre, desde que el año 1967 fue confiada al Opus Dei.

La visita de San Josemaría el año 1972

San Josemaría en el Pati Manning

San Josemaría en el Pati Manning

En Noviembre de 1972 San Josemaría estuvo unos días en Cataluña, con la intención de encontrarse con todos los que ya entonces pertenecían a la Obra y con muchos que participaban en los apostolados promovidos por los miembros de la Prelatura, y con otros personas que se podían considerar amigos y simpatizantes, o también curiosos. Al acabarse los días de su estancia en Barcelona, visitó la Mercè y Montalegre. En el libro abajo citado, se explica brevemente cómo fueron aquellas visitas:

«A primera hora de la tarde fue a la Basílica de la Merced, como siempre que venía a Barcelona: tenía mucha devoción por esta imagen de la Virgen, a la que ya había acudido a mediados de los años 40 para poner en sus manos el futuro del Opus Dei en el seno de la Iglesia, y en todo el mundo. En todas las tertulias de aquellos días hizo referencia a la Virgen de la Merced.

Subió al camarín de la Virgen, se arrodilló al lado derecho de la imagen y quedó rezando unos minutos. Al bajar, se arrodilló en la capilla del Santísimo Sacramento y también quedó unos minutos orando. Después se despidió del Rector, Mn. Castells, que la había acompañado en la visita. Años después se colocó en el camarín una reliquia de San Josemaría, enviada por monseñor Álvaro del Portillo, obispo prelado del Opus Dei.

Al salir de la Merced, San Josemaría se dirigió a Montalegre. El coche se detuvo en la calle Montalegre, ante la puerta de entrada. Entró en el patio Manning donde le esperaban Mn. Benito Badrinas, Rector de Montalegre, otros sacerdotes, y alguna otra persona.

Después de saludarlos entró rápidamente en la iglesia y se dirigió a la capilla del Santísimo, donde oró unos minutos; pasó a continuación al presbiterio y rezó también ante la imagen de la Virgen y, tras observar atentamente durante unos momentos el templo, volvió a saludar al Santísimo y salió otra vez por el Pati Manning. Allí departieron unos minutos con el Rector y las demás personas presentes. A continuación salió hacia el coche.»

Extracto del libro:
Masabeu, Josep
Santa Maria de Montalegre. Iglesia de la antigua Casa de Caridad. Centenario 1902-2002
Prólogo del Cardenal Ricard M. Carles. 180 páginas. 176 fotografias antiguas i actuales.
Ed. Albada. Terrassa, 2004.

De venta en la misma iglesia