De nuevo en Fátima, una experiencia gozosa

La peregrinación a Fátima en el año 2017, año en el que se cumple el Centenario de las Apariciones, y que ha organizado la Iglesia de Santa María de Montalegre, ha sido muy gozosa. Era la tercera vez que Montalegre iba a Fátima. Los 36 peregrinos formamos un grupo cohesionado y rezamos mucho. Hubo tiempo y momentos francamente divertidos, celebramos el amor y la unión matrimonial y retrasamos o adelantamos el reloj tres veces, pero todo discurrió on time. El librito que la Sra. María Montserrat había elaborado para los peregrinos, con la historia de las Apariciones, la oración de la Consagración individual a la Virgen de Fátima, y otras oraciones resultó muy útil y lo guardaremos como recuerdo de la peregrinación.

 

El Vía Crucis, el Mensaje de la Virgen y el Rosario de las Velas

Emprendimos viaje en avión desde Barcelona con dirección a Portugal, a primerísima hora de la mañana del día 27 de octubre de 2017. Aterrizamos en Lisboa. En el aeropuerto nos esperaba el autocarista, Sr. Lionel. Alguien tuvo que retroceder: ¡se había quedado una mochila dentro del avión! No obstante, mientras nos acomodamos en el autocar el problema se resolvió. En el trayecto hacia Fátima, Lionel nos refirió las zonas que habían sido devastadas por los recientes incendios padecidos en el país luso, y los más de 100 muertos, víctimas del fuego. Ya en Fátima, el autocar nos dejó al inicio de la Vía Sacra, el llamado Vía Crucis de los húngaros. A aquella hora de la mañana, aproximadamente las diez y media, el sol ya amenazaba calor. Todos juntos iniciamos el rezo del Vía Crucis, dirigido por Mn. Xavier. En la quinceava estación, la de la Resurrección, al pie del monumento al calvario, nos hicimos la mejor foto de grupo. Seguimos el camino por el entorno de las apariciones del Ángel de la Paz, el lugar dónde iban los tres pastorcitos, dos de ellos canonizados, Francisco y Jacinta, el pasado 13 de mayo de 2017, a pastorear las ovejas. Después del largo paseo a pleno sol, junto a otros grupos de peregrinos de diversos países, llegamos a Ajustrel, el lugar donde vivían los pastorcitos. Allí disfrutamos de agua fresca y de los productos textiles propios de la zona. De nuevo, en el autocar, en breve llegamos al hotel donde teníamos la reserva, al pie de una de las entradas laterales del Santuario.

Por la tarde, la organización tenía prevista una agenda de actividades muy apretada. Mn. Xavier se puso a confesar en la capilla de la Reconciliación, en uno de los 50 confesionarios donde los sacerdotes atienden a los fieles en muchos idiomas. Se trataba de ganar la indulgencia plenaria, si se cumplían las condiciones adecuadas. Y recibir la absolución después de una confesión contrita, era una de las condiciones dispuestas. Tuvimos tiempo para visitar la Basílica de la Santísima Trinidad, las capillas de la Muerte de Jesús y la del Santísimo Sacramento. Con tiempo, llegamos a la Capelinha de la Virgen de Fátima. Muy recogidos, rezamos. A las 19.15 horas, se inició la santa misa. Mn. Xavier participó en la concelebración, junto a 14 sacerdotes más, presidida por el obispo de Castellón-Segorbe. El obispo dio la bienvenida a todos los peregrinos, venidos de muchas partes del mundo con gozo, alegría y esperanza. Nos habló de la unidad y la paz de la Iglesia, de la sociedad y de nuestro país. Nos recordó el mensaje de Fátima, un mensaje que nos llama a la conversión constante, a la oración y a la penitencia: El Señor resucitado nos cambia el corazón y nos da fuerza para emprender nuestra misión y ser discípulos suyos, siguiendo los pasos de María.

Después de la cena en el hotel, volvimos al Santuario a participar en el Rosario de la procesión de la imagen de la Virgen de Fátima que se inició a las 21.30 horas. Se le llama El Rosario de las Velas porque miles de fieles acompañan a la imagen de la Virgen por toda la explanada con velas encendidas. Si el santo rosario es una oración universal que la Virgen Santísima agradece muchísimo, es de un gran gozo añadido para nuestra alma participar en un rosario como el de Fátima, es realmente conmovedor.

El amor matrimonial, la indulgencia y la historia de Fátima

Un buen desayuno nos preparó para seguir aprovechando la estancia en Fátima. La primera actividad del segundo día, el 28 de octubre de 2017, fue acudir juntos a la Capilla del Ángel de la Paz, la cual había sido reservada con anterioridad para el grupo de Montalegre. Se asignaron los encargos: la Sra. María Montserrat leyó las lecturas, el Sr. Armando entonó los cantos y el joven Elías ayudó a misa.

En la misa se incluyó la renovación de los votos matrimoniales, con el motivo de que el Matrimonio de los Sres. Pampliega acababa de cumplir 50 años. A dicha renovación nos sumamos los otros 6 matrimonios del grupo, dándonos el sacerdote la bendición especial para seguir en el crecimiento del amor matrimonial. En la homilía, en ocasión de la celebración de los apóstoles San Simón y San Judas, Mn. Xavier nos dijo que el Señor nos ha escogido para que seamos apóstoles y nos enseña los caminos, “El Señor se sirve de hombres y mujeres para que llegue a todos la Palabra de DiosLa Virgen Santísima escogió aquí a tres niños que tuvieron que enfrentarse y sufrir a muchos problemas y a la prisión… Ellos fueron propagadores de la fe, substituyeron el juego por las oraciones… Jesús estaba contento con sus sacrificios.” Refiriéndose a la vocación matrimonial, el rector de Montalegre nos recordó a los esposos y a esposas que a nosotros Dios nos había llamado al amor matrimonial.

Acabada la santa misa, y antes de marcharnos de la capilla, rezamos la profesión de fe, El Credo, otra de las oraciones que forman parte del pack para obtener la indulgencia plenaria del Año del Centenario de las Apariciones de Fátima.

Seguimos con el plan de la mañana. Desde la Oficina del Peregrino nos condujeron a una sala de proyecciones y vimos un video-reportaje sobre los eventos de Fátima, un documento que refiere la historia de las apariciones y la construcción del santuario, muy distante de lo que es actualmente.

A continuación, a las 12 horas teníamos la reserva del grupo para el Museo de la Luz. Primero vimos otro video-reportaje, un poco más actual que el anterior. Una religiosa filipina nos hizo de guía hablando en español a lo largo del museo, aportando muchos detalles interesantes más allá de lo que veíamos de una pasada. Después del almuerzo bufet, todo el grupo participó de una amena tertulia con burbujitas de champán portugués, promovida por el Matrimonio protagonista del día. De aquella amenidad surgió el destino de una de las próximas excursiones que promoverá Montalegre.

Por la tarde, Mn. Xavier estuvo confesando. El grupo tuvo tiempo libre para confesarse, visitar la Basílica del Santo Rosario, rezar ante los sepulcros de San Francisco, Santa Jacinta y Sor Lucía, y pasear por las calles adyacentes al santuario llenas de tiendas de souvenirs y terrazas.

Igualmente, en aquella noche estrellada participamos del Rosario de la Velas. ¡¡Nos volvimos a emocionar!!

La Misa Internacional

El tercer día de la peregrinación era domingo, el 29 de octubre de 2017, un día soleado y caluroso. La mañana iba a transcurrir un poco al aire de cada uno. Hubo quien, bien temprano, antes del desayuno ya estaba en Capelinha de la Virgen rezando. La mayoría de peregrinos participamos en la Misa Internacional presidida por el Obispo de Fátima, 3 obispos más y 50 sacerdotes de las peregrinaciones venidas de diversos lugares del mundo, Ecuador, Filipinas y de muchos países de Europa. No obstante, las familias portuguesas eran las más numerosas. El hotel nos había suministrado unas sillas plegables para poder sentarse durante la celebración, un gran detalle digno de agradecer.

Las particularidades de esta celebración son muy variadas. Se inicia con la procesión de los estandartes de los grupos de peregrinos, siguen los celebrantes y, por último, la Virgen de Fátima en volandas. En esta ocasión los porteadores eran bomberos portugueses vestidos de gala. Las lecturas se leyeron en diferentes idiomas, una de ellas fue en español. La homilía del obispo de Fátima, dicha en portugués, se centró en el Evangelio (que había sido leído en inglés): “Amémonos unos a otros, pero primero a Dios, con Él y para Él… Jesús cumplió el primero y todos los mandamientos, pues amó primero al Padre… Nuestra vida ha de estar trazada con Dios… La Virgen es nuestro modelo…. A veces nos distanciamos de Dios porque nos ocupamos mucho de las cosas…. Amemos como Dios nos ama…. Jesús nos da una fuerza inaudita para resistir un gran número de pruebas que comportan muchos sacrificios… Pidamos a Nuestra Señora de Fátima la gracia de amar a Jesús y al prójimo como a nosotros mismos”. A la hora de distribuir la sagrada comunión, además de los sacerdotes, se incorporaron laicos y religiosos autorizados, pues ¡éramos miles! en aquella explanada. Al acabar la celebración, la procesión se volvió a repetir, y lo más bonito fue cómo todos los asistentes despedíamos a la Virgen con un pañuelo blanco dándole el adiós, bajo cantos en portugués.

También se celebraron misas en las dos basílicas del santuario, a las cuales acudieron también muchas personas, como el Sr. Carlos que prefirió estar a resguardo de aquel sol sofocante, asistiendo a la misa de la Basílica de la Santísima Trinidad.

Una sobremesa de cine

Devolvimos las sillas a la recepción del hotel, y como las maletas ya estaban a punto, disfrutamos del último almuerzo bufet. El Sr. Javier, de la agencia de viajes a la cual Montalegre le había encargado la organización del viaje, nos preparó una sorpresa muy agradable para la sobremesa. Reservó el salón de proyecciones y compró la película americana de 1952, El Milagro de Fátima. Se trataba de una película que se había remasterizado, coloreado, con nuevas voces, y siendo antigua les daba más autenticidad a los acontecimientos. Entre tanto, algunos peregrinos del grupo se fueron a la Capelinha de la Virgen a echarle el último beso: Adiós Señora del Cielo, nos llevamos tu mensaje en el corazón, rezaremos el rosario cada día pidiendo por la conversión de los pecadores, por la paz y la unidad de todos los pueblos.

Lisboa, anochecida

Y se dio la hora de la marcha. Todo el equipaje se colocó en el autocar. Salimos de Fátima con muchas ganas de volver para estar con la Virgen, porque, allí, Ella se quedó para siempre. En los primeros minutos del viaje, Mn. Xavier bendijo todos los objetos religiosos que no habían sido bendecidos. También nos impuso la bendición del viaje. En el trayecto hacia el aeropuerto fuimos contemplando nuestro entorno hacia Lisboa amenizado con varios voluntarios que hicieron de guías. Hablaron Javier, Armando, Lionel y Mn. Xavier. La verdad sea dicha: nos reímos  mucho. Y como llegamos con tiempo a Lisboa, Lionel nos paseó por el centro de la ciudad. Lisboa es un ejemplo de ciudad de baja contaminación lumínica.

A la hora prevista llegamos al aeropuerto de Lisboa. Facturamos muy pocas maletas. Nos paramos a comprar en la zona libre de impuestos…. Mi marido y yo también compramos Vino de Oporto, dulces portugueses, paté de sardinas, etc. También cenamos. Al poco de llegar a la puerta de embarque, nos hicieron subir al avión con mucha rapidez. Antes de la hora de salida estaba todo el pasaje en su sitio. Y salimos volando, y volando tan rápido que llegamos a Barcelona media hora antes de lo previsto. Los peregrinos nos besamos, nos abrazamos, nos dijimos adiós a lo largo de todo el pasillo hacia la salida del aeropuerto de El Prat. Se había acabado la peregrinación.

Ya en el taxi, hacia casa, la Tour-líder respiró hondo: Todo ha ido muy bien ¡Gracias a Dios!

Isabel Hernández Esteban

 

Nota de la Conferencia Episcopal Tarraconense

En estos días, pedimos a todos los católicos que recen, que pidan la bendición de Dios sobre Cataluña, que vive un momento delicado de su historia.

Pedimos también a Dios por todas las personas que tienen la responsabilidad en el gobierno de las diferentes administraciones públicas, de la gestión del bien común y de la convivencia social.

La Iglesia quiere ser fermento de justicia, fraternidad y comunión, y se ofrece para ayudar en este servicio en bien de nuestro pueblo.

Animamos a todos, especialmente a los laicos cristianos, a ser responsables y comprometidos en la vida pública, para avanzar en el camino del diálogo y del entendimiento, del respeto a los derechos y las instituciones y de la no confrontación, ayudando a que nuestra sociedad sea un espacio de fraternidad, de libertad y de paz.

Que la sensatez y el deseo de ser justos y fraternos nos guíe a todos.

 

Barcelona, 20 de septiembre de 2017

 

Fuente: Gabinet d’Informació de l’Església a Catalunya

Manuel Sesé, un gran colaborador

En la mañana del 6 de septiembre de 2017, ha muerto el señor Manuel Sesé, un gran colaborador de Montalegre durante los últimos 20 años.  El señor Sesé resolvía todo tipo de problemas, y a su cargo; proveía el vino para las misas; y en los últimos 16 años, acompañaba a los sacerdotes de Montalegre a los domicilios particulares donde era requerida la presencia pastoral para administrar los sacramentos de la confesión, unción y comunión. También fue un lector habitual en las misas, siempre ofreciendo su disponibilidad.

Descanse en paz.

Comunicación Montalegre

Aniversario de los 50 años de culto en Montalegre

En la tarde del sábado 3 de junio de 2017, la Iglesia de Santa María de Montalegre celebró los 50 años de servicio en el Raval. La celebración tuvo dos partes principales. Por un lado, en el templo se celebró una Eucaristía solemne presidida por el arzobispo de la diócesis de Barcelona, Mons. Juan José Omella, concelebrada junto al vicario del Opus Dei en Catalunya, Mn. Ignacio Font, el actual rector, algunos de los anteriores rectores, vivos, de Montalegre, y el secretario de Mns. Omella. En la celebración recibieron el sacramento de la confirmación 8 jóvenes del Raval.

Por otro lado, la segunda parte de la celebración, consistió en un refrigerio ofrecido en el Patio Manning gracias a la generosidad de muchas personas. Tanto los mini bocadillos, los canapés, dulces, refrescos, cava, cervezas, las almendras tostadas, cocas, etc. fueron donativos de colaboradores importantes. Igualmente, un equipo de 20 personas ofreció su tiempo y esfuerzo para que el refrigerio fuera bien servido y fresco.

El eco que nos ha llegado de esta celebración ha sido espléndido. Supimos que habían venido algunas de aquellas personas que en la década de los años 60 del siglo XX habían participado en las primeras sesiones de limpieza y arreglo de este templo centenario. Fue un honor poder charlar con ellas.

 

Vídeo del Arzobispado

El arzobispado de Barcelona ha editado un vídeo de la celebración, destacando la labor social en el barrio del Raval de Barcelona, por la Acció Social Montalegre. Ha sido publicado en su web y también en la web del Opus Dei en catalán.

Celebración de los 50 años de servicio en el Raval

 

Referencias históricas

A partir de esa fecha del 3 de junio, está a disposición de todos fieles y visitantes un folleto informativo sobre la historia, la atención pastoral y la Acció Social Montalegre. Igualmente, en los mueblecitos de estampas e informaciones podemos encontrar una estampa del aniversario.

El arzobispado de Barcelona confió la iglesia de la Casa de la Caridad al Opus Dei en el año 1967, después de que la Casa de la Caridad se trasladase a Llars Mundet. El 29 de junio de 1967, fiesta de San Pedro y San Pablo, en la misa vespertina del día anterior, el Opus Dei tomó posesión de la iglesia y se restableció el culto. Por decisión del arzobispo quedó bajo el patrocinio de la Mare de Déu de Montalegre. Su fiesta se celebra el 31 de mayo, fiesta de la Visitación de la Virgen Santísima.

Fotos de la celebración de los 50 años

 

Isabel Hernández Esteban

El Vicario del Opus Dei bendijo los nuevos locales

El martes 28 de marzo de 2017, a las 7 de la tarde el Vicario del Opus Dei de la delegación de Catalunya, Mn. Ignasi Font, bendijo el nuevo local de las oficinas de la Fundació Raval Solidari y el almacén de la Acció Social Montalegre.  Acudieron a la celebración miembros de ambas entidades, el rector actual de la Iglesia de Santa María de Montalegre y su predecesor, la presidenta de Terral, los cuales recibieron a su vez la bendición correspondiente que les preparará para santificar su labor.

Estos nuevos locales están en la calle Gifré núm. 4, en el barrio del Raval de Barcelona, no muy lejos de dónde estaban los locales antiguos. Con anterioridad la Fundació Raval Solidari estaba en la plaza del Bonsuccés, y el almacén de Montalegre en la misma calle Valldonzella en donde está ubicada la Iglesia de Santa María de Montalegre, pero en el núm. 54.

 

La bendición con agua bendita*

La bendición es un sacramental, y como tal es un signo sagrado instituido por la Iglesia, entre otros sacramentales. Las bendiciones ocupan un lugar importante y comprenden a la vez la alabanza de Dios por sus obras y dones, y la intercesión de la Iglesia para que los hombres puedan hacer uso de los dones de Dios según el espíritu de los Evangelios. El acto consistirá en leer unas oraciones y la aspersión con agua bendita, que recuerda el Bautismo.

La Congregación para el Culto Divino de la Iglesia es la que elabora el texto del Bendicional, en donde se recogen muchísimas oraciones para bendecir a las personas, las cosas y los inmuebles, locales o edificios, según su finalidad y el caso de que se trate. En esta ocasión, se trata de dos entidades sin ánimo de lucro y de objeto social.

(*CEE 1668 y ss.)

Si quiere ver el reportaje fotográfico clica en fotografías de la bendición de los nuevos locales.

Isabel Hernández Esteban

 

Ha fallecido Mn. Javier Mora-Figueroa

En la madrugada del 14 de marzo 2017 ha fallecido en el Hospital de la Princesa de Madrid a los 75 años de edad Javier Mora-Figueroa. Su estado de salud ya era bastante débil y no ha podido superar una infección respiratoria. Fue rector del santuario de Torreciudad (Huesca) durante 17 años, desde 1998 hasta 2015. Marino de profesión, fue Teniente de Navío de la Armada Española, se ordenó sacerdote en 1981 y desempeñó su labor pastoral en diversas ciudades españolas con personas de todas las edades.

En Madrid el coche fúnebre salió de la asociación juvenil Jara (Menéndez Pidal 35) el miércoles 15 de marzo de 2017 para llegar a la capilla del cementerio de La Almudena a las 12:00 h. A continuación, tuvo lugar el entierro.

Misas funeral

En el santuario de Torreciudad se celebrará un funeral por el eterno descanso de su alma el próximo sábado 18 de marzo a las 13:15 h. oficiado por el rector del santuario, Pedro Díez-Antoñanzas. En el templo se ha colocado un libro de firmas para todos aquellos que deseen dejar por escrito sus condolencias y testimonios.

En Madrid el funeral se celebrará el miércoles 29 de marzo de 2017 a las 20:30 h. en la Basílica de La Concepción de Nuestra Señora, calle Goya 26.

Comunicación Montalegre

Noticias del día 23 de enero 2017

Nuevo prelado del Opus Dei.

A última hora de la tarde del día 23 de enero de 2017, el Santo Padre nombró prelado del Opus Dei a Mons. Fernando Ocáriz Braña. El Santo Padre ha confirmado la elección realizada por el tercer congreso electivo de la prelatura del mismo día. Mons. Ocáriz, hasta entonces, era vicario auxiliar del Opus Dei en Roma. Se convierte en el tercer sucesor de san Josemaría al frente de la Prelatura, a la muerte de Mons. Javier Echevarria el pasado 12 de diciembre de 2016.

Funeral de cuerpo presente.

Al mediodía se celebró el funeral del Sr. Vicente Font, padre del vicario regional de Cataluña, Dr. Ignacio Font Boix. El evento causó mucho impacto entre las personas que lo conocían. Era vecino del Eixample Esquerra de Barcelona. Se ofició el funeral en el altar mayor de la Basílica de la Purísima Concepción y lo presidió el propio vicario con el rector de la basílica, Dr. Ramon Cots y Blay, acompañados de un gran número de concelebrantes. El templo se llenó de tal manera que había mucha gente de pie. Los cantos los dirigió una soprano. En esta basílica, el Dr. Font había oficiado la primera misa después de su ordenación de presbítero.

Desde esta web damos nuestro pésame al Dr. Font y a su familia.

Equipo de Comunicación Montalegre

Un donativo, una casulla de gala

En la Capilla de la Virgen de la Medalla Milagrosa, el día 2 de enero de 2017, el rector de Montalegre realizó el ceremonial de la bendición de la nueva casulla azul que unos benefactores de la Iglesia de Santa María de Montalegre entregaron a la iglesia como donativo extraordinario.

La casulla azul que disponía Montalegre, hasta la fecha, es muy antigua, de estilo preconciliar, es decir, elaborada con anterioridad al Concilio Vaticano II, celebrado en Roma, entre los años 1959 y 1965, por lo que, después de tantos años de usos y cuidados, era precisa una sustitución. No obstante, en caso de concelebración, el concelebrante puede utilizarla. Es decir, su uso no está prohibido, pero se puede observar que está desfasada y viejecilla. El modelo de casulla se conoce como “guitarra”.

El uso de la casulla por parte del sacerdote no es algo caprichoso o a escoger según le plazca. PaIMG_3110ra la celebración de la santa misa es una obligación, pudiendo ser más o menos rica o sencilla, antigua o nueva. Es tan importante que se estima que es una vestidura sagrada y sus características y usos están regulados por los cánones e instrucciones de la Iglesia Católica. Podemos citar la Instrucción General del Misal Romano del 17 de marzo de 2003. Su capítulo IV, se refiere a las Vestiduras Sagradas de la siguiente manera:

“335. En la Iglesia, que es el Cuerpo de Cristo, no todos los miembros desempeñan el mismo ministerio. Esta diversidad de ministerios se manifiesta exteriormente en la celebración de la Eucaristía por la diferencia de las vestiduras sagradas que, por lo tanto, deben sobresalir como un signo del servicio propio de cada ministro. Con todo, es conveniente que las vestiduras sagradas mismas contribuyan al decoro de la acción sagrada. Estas vestiduras sagradas con las que se visten los sacerdotes y el diácono, así como también los ministros laicos, bendíganse oportunamente, según el rito descrito en el Ritual Romano, antes de ser destinadas al uso litúrgico. [137]

  1. La vestidura sagrada para todos los ministros ordenados e instituidos, de cualquier grado, es el alba, que debe ser atada a la cintura con el cíngulo, a no ser que esté hecha de tal manera que se adapte al cuerpo aun sin él. Pero antes de ponerse el alba, si ésta no cubre el vestido común alrededor del cuello, empléese el amito. El alba no puede cambiarse por la sobrepelliz, ni siquiera sobre el vestido talar, cuando deba vestirse la IMG_3125casulla o la dalmática, o sólo la estola sin casulla ni dalmática, según las normas.
  2. La vestidura propia del sacerdote celebrante, en la Misa y en otras acciones sagradas que se relacionan directamente con la Misa, es la casulla o planeta, a no ser que se determinara otra cosa, vestida sobre el alba y la estola.”

El rito de la bendición de la casulla

Sobre una mesita multiusos de la iglesia, se extendió la casulla y la estola azules, y se encendieron las velas del altar. Vestido con el alba blanca, Mn. Xavier Argelich leyó el ceremonial según está escrito en el libro del Ritual de Bendiciones:

“Bendito sea el Señor,que ha constituido para siempre a su Hijo único, como gran sacerdote del Nuevo Testamento y ha elegido unos hombres para que fueran servidores y administradores de sus misterios: haga que sus ministros procuren vestir con reverencia y honrar con una vida santa estos ornamentos confeccionados para la celebración litúrgica y enriquecidos con su bendición. Por Cristo nuestro Señor. R / Amén.”

Ahora, será necesario esperar a celebrar una solemnidad de la Virgen Santísima para poIMG_3117der estrenar estas vestiduras sagradas, tan bellas y bendecidas.

Desde está web damos las gracias a los benefactores por su donativo.

Las letras de María

Con más de cien años de distancia, entre la Iglesia de Santa María de Montalegre y la elaboración de la casulla de gala, existen unas coincidencias providenciales: las letras referidas a la Virgen Santísima (AM) de la nueva casulla azul son muy parecidas a letras de uno de los vitrales de la sacristía de Montalegre.

Isabel Hernández Esteban

 

 

Bendición extendida hasta el Perú

img_3058La Hermandad de la Virgen de la Puerta y los Mayordomos de las fiestas 2016 organizaron la Fiesta de Diciembre que es la fiesta otuzcana por excelencia constituyendo una manifestación importante de la fe cristiana.

Las fiestas patronales de la Inmaculada Virgen de la Puerta, patrona del norte del Perú y Reina de la Paz Universal, se centró en la santa misa y la procesión de la imagen de la Virgen por las calles adyacentes.

En el día 18 de diciembre de 2016, la misa solemne del IV Domingo de Adviento, una semana antes de la Navidad, fue presidida por el arzobispo emérito de Barcelona, Cardenal Lluís Martínez Sistach, en Montalegre.

Al inicio de la misa, el celebrante nos invitó a que nos pusiéramos en paz con Dios, así como que rezásemos por losimg_3040 peruanos que dejaron el Perú para encontrar trabajo aquí y por los peruanos que dejaron allí, pero unos y otros unidos en la distancia con la Virgen de la Puerta.

En la homilía, el cardenal nos recordó que la Virgen María hizo avanzar las bodas de Jesús, cuando dijo “Hacer lo que Él os diga”. Precisamente ahora estamos haciendo lo que Él nos dice que hagamos, pues estamos celebrando la Eucaristía. Y retomando el tema de la entrada, “La patria, las tradiciones, las personas de vuestra familia se unen entre sí por la fe cristiana…Dios va en busca de nosotros… El Señor ha hecho la Nueva y la Eprocesion-virgen-puerta-2016terna Alianza. No estamos solos, estamos celebrando unidos vuestras fiestas patronales, no las dejéis nunca… Dios quiso salvarnos en la forma que más conocemos, es decir, en una familia… A veces no entendemos los gestos de Dios, pero estemos donde estemos hemos de hacer lo que Él nos diga. Señor de los Milagros quiero hacer lo que tú dices”.

La bendición final, el cardenal Martínez Sistach la hizo extendida no solo a los participantes en la misa sino también a todos los familiares y amigos del Perú.

Otros datos de la celebraciónimg_3086

En las plegarias participaron con sus peticiones muchos peruanos. Las ofrendas las llevaron al presbiterio las mujeres de la Hermandad. Repartieron la comunión tres sacerdotes debido al gran número de participantes. Muchos de los asistentes iban vestidos con los atuendos típicos del Perú y de la Hermandad. Dirigió los cantos el conjunto musical “Sagrada Familia”.

Una vez acabada la misa la imagen de la Inmaculada Virgen de la Puerta salió del templo en medio de vítores y aplausos y fue llevada en volandas, en procesión por los alrededores de Montalegre.

Isabel Hernández Esteban

Monseñor Javier Echevarría, nuestro hermano obispo

 

img-20161217-wa0000Tal como se había anunciado, la misa funeral por el prelado del Opus Dei monseñor Javier Echevarría se celebró en Barcelona el sábado 17 de diciembre de 2016, a las 12.30 horas del mediodía, en la Basílica de Santa María del Mar. Presidió la celebración el arzobispo de la diócesis de Barcelona, monseñor Joan Josep Omella Omella, junto a un gran número de sacerdotes de la Prelatura del Opus Dei.

El arzobispo Omella inició la homilía saludando expresamente al vicario del Opus Dei en Catalunya, al rector de la parroquia de Santa María del Mar, a los sacerdotes y a todos los presentes. Entre otras cosas, nos dijo que aquí pasamos un tiempo para ir hacia el camino abierto a la eternidad con el fin de llegar al cielo y ser felices. Un momento muy emotivo de sus palabras fue cuando, adivinando nuestros pensamientos, pronunció “Nos viene a nuestra mente las palabras, gestos y cartas… del Padre pues seguramente muchos de vosotros lo habréis conocido…”. Habréis leído sus libros o estado en actos, celebraciones y tertulias en los que el Padre Javier ha presidido”. Y ciertamente se nos removió el corazón y la mente. Con los ojos cerramos vimos dónde habíamos estado con él. Y esa manera de ser del Padre, el arzobispo Omella la resumió en tres bloques. El primero, la vocación, que como María en su fiimg-20161217-wa0002at, nuestro hermano obispo la siguió con generosidad. Y nos impelió a preguntarnos: ¿Cómo respondo a las llamadas del Señor? ¿Me hago el sordo? El segundo bloque, la misión, que él la vivió con pasión y la vivió hasta el final. Nos impelió de nuevo a todos diciendo: ¿Cómo vivo yo la misión que tengo? Por último, la comunión. No hay verdadera vocación ni misión sin la comunión con Cristo, con la Iglesia, con la iglesia local y los más necesitados. Digamos todos Ven Señor Jesús.

Monseñor Omella explicó que había saludado en muchas ocasiones a Monseñor Javier Echevarría, cuando él era obispo de la diócesis de Barbastro (Huesca), a la que pertenece el Santuario de Torreciudad, y recordaba el cariño que el Padre tenía a aquella advocación mariana.

Otros detalles de la celebración

La proclamación del Evangelio fue a cargo de Mn. Xavier Argelich y la liturgia a cargo Mn. Joan Juventeny, ambos sacerdotes de Montalegre. El vicario del Opus Dei en Catalunya, al final de la celebración pronunció unas breves palabras de despedida agradeciendo al arzobispo su participación. A los centenares de participantes que llenamos toda la nave y capillas del templo se nos entregó un recordatorio del acto, el cual acabó con el canto a la Virgen, Rosa d’Abril.

Isabel Hernández Esteban