Al concluir el gran jubileo del año dos mil, el Papa San Juan Pablo II nos animaba a una nueva imaginación de la caridad con la intención de promover no sólo la eficacia de las ayudas prestadas, sino la capacidad de hacerse cercanos y solidarios con quien sufre, para que el gesto de ayuda sea sentido como un compartir fraterno.

Al empezar un nuevo curso, me gustaría reflexionar sobre la acción caritativa y social que se realiza en esta Iglesia de Santa María de Montalegre desde hace ya tantos años. Para ello, es necesario empezar agradeciendo a todas aquellas personas que la hacen posible día a día, con su generosa dedicación que pasa habitualmente desapercibida. También agradecemos a todos los que ayudan con su tiempo o con sus aportaciones económicas, sin las que sería imposible ayudar a los que lo necesitan.

Secundando el deseo del Papa, también del Papa Francisco, desde la Acción Social de Montalegre, se ha procurado llegar a cada uno individualmente y crear esos lazos de fraternidad entre los beneficiarios y los voluntarios. Del mismo modo que se procura darles los instrumentos humanos y formativos para desarrollar sus cualidades y salir de la situación precaria en la que se encuentra la persona ayudada, también se fomenta el trato de amistad que facilita que todos se sientan acogidos en la Iglesia y puedan descubrir el amor preferencial de Dios hacia ellos.

Esta manera de actuar ha dado y continúa dando muy buenos resultados, por los que damos gracias a Dios, a la vez que nos animan a seguir trabajando con esa imaginación, inventiva con la creatividad propia de la Caridad cristiana. Siempre hay nuevos retos y posibilidades porque siempre habrá necesitados a nuestro alrededor.

Por eso, este curso nos gustaría poder involucrar a más gente en la atención de aquellas personas que viven solas o están enfermas. Y que muchas familias participen en el reparto de alimentos a las familias que los necesitan, creando esos lazos de fraternidad y amistad entre las familias. Fomentemos todos, con la ayuda de la Virgen de la Merced, la imaginación de la Caridad.

Mn. Xavier Argelich

Todavía no hay comentarios.

Dejar un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Puedes usar estos tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

En cumplimiento de lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos que los datos de carácter personal que se faciliten y utilicen para contactar con nosotros utilizando este formulario o por vía telefónica, quedarán incorporados en un fichero de titularidad privada cuyo responsable es Església de Sta. Maria de Montalegre con domicilio en C/. Valdonzella nº 13.08001, Barcelona., con la única finalidad de recibir su colaboración. Si además utiliza el formulario de contacto, sus comentarios podrán ser publicados en esta misma web. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en la dirección antes indicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.